definitivo.tmp

Just another worthless weblog

Subida de precios en Steam

Acabo de echar un vistazo a la web de Steam y he comprobado que en algún momento desde la última vez que entré (ya hace algo de tiempo) han pasado de usar el dólar al euro. La conversión de precios no ha podido ser más sencilla: cambiar el símbolo $ por €. Varios juegos a los que les tenía echado el ojo costaban $19,95 y ahora 19,95€.

¿Por qué en Europa siempre nos acaban timando?

No comments

Tildes en VirtualBox

Una de las primeras cosas que eché en falta cuando instalé un Windows XP en mi VirtualBox para trastear fue la posibilidad de escribir tildes. Parece ser que con la configuración de teclado español por defecto no traga, así que hay que hacer esta sencilla operación en KDE 3 para solucionarlo:

Centro de Control -> Regional y Accesibilidad -> Disposición del teclado -> Incluir diseño latino

Activando esta opción se añade el esquema us a la disposición del teclado, quedando en mi caso de la siguiente manera:

setxkbmap -model cymotionlinux -layout es,us

¡Ahora ya no pareceré un hoygan!

No comments

Perfil de la música que escucho

Leyendo este post de Pablo Suau he descubierto una curiosa web que te genera una gráfica de tarta basándose en las etiquetas que tienen las canciones que escuchas en Last.fm, de modo que puedas ver la variedad de tu colección musical y lo abiertos que son tus gustos.

Aparte de la gráfica en sí, te genera un open mind index basándose en la variedad de etiquetas y el porcentaje que representan. A mí me ha salido un índice de 120 (bastante cercano a open), cosa que no creo que sea difícil de conseguir, porque las canciones suelen tener una variedad considerable de etiquetas asignadas.

Índice de variedad de gustos musicales

Para los que queráis conocerme un poco más musicalmente hablando, aquí va la gráfica:

Variedad de gustos musicales

3 comments

Resultados de Spritmonitor

Han pasado ya 4 meses y medio desde mi apunte anterior (¡casi nada!), así que voy a ver si retomo un poco la actividad comentando los resultados que he obtenido en Spritmonitor.

Finalmente sí que he tenido la paciencia de ir apuntando en cada repostaje los litros que entraban, precio y kilometraje actual, obteniendo una media a día de hoy de:

Consumo de mi coche

La verdad es que para ser un Renault 19 cutre salchichero yo esperaba unas cifras más altas, así que me ha sorprendido para bien :-)

Está bien la web esta, porque ves en números lo que consume el climatizador del coche, por ejemplo. En mi caso, desde que llevo casi siempre el aire acondicionado encendido me ha subido el consumo casi 1L/100Km.

¿Alguien más lleva su consumo controlado en Spritmonitor y desea compartir sus penas resultados?

1 comment

¿Cuánto consume tu coche?

Hoy he descubierto la web de Spritmonitor, donde puedes anotar los consumos de combustible que realizas en tu coche y verlo en forma de estadísticas según el tipo de conducción que realices (Flanders o agresiva) y el tipo de vía por la que circules (urbana, autovía, montaña). También se pueden anotar otros gastos de mantenimiento asociados a él.

Tus estadísticas pueden ser privadas o públicas (parcial o totalmente), y ahí está la gracia: puedes comparar cuánto gasta la gente que tiene el mismo coche que tú. Quizás pensabas que eras un conductor ahorrativo y resulta que puedes mejorar bastante. También sirve para la gente que piensa comprar un coche y quiere averiguar si esos fantásticos 4,6l/100Km que indica el fabricante son reales (que va a ser que no).

De momento voy a ver si me animo y voy anotando los datos cada vez que pase por la gasolinera. Sólo son 2-3 veces al mes, pero hay que tener fuerza de voluntad y sobretodo acordarse de ver en el surtidor cuántos litros has repostado. Si finalmente soy constante y lo hago, publicaré las estadísticas aquí para vuestro marujeo y regocijo.

2 comments

Openbank, el banco online del siglo pasado

Llevo ya dos años con Openbank como único banco y hasta ahora no había tenido quejas. Tienen condiciones muy buenas y te atienden perfectamente por web, teléfono o e-mail, sin necesidad de tener que pisar una oficina física, que es algo que no me gusta porque lo veo una pérdida de tiempo.

Pues bien, desde hace unos días sólo pueden atenderme por teléfono o e-mail, ya que soy uno de los afortunados elegidos para sufrir la nueva web piloto que sólo funciona en Internet Explorer bajo Windows. No me han preguntado si quería ser peta-tester ni nada, simplemente me han plantado en los morros una web que no funciona. Porque una web que sólo funciona en un navegador web que usa el 65% de la gente es una web que no funciona, no hay que darle más vueltas.

Parece ser que el Departamento de Informática de Openbank ignora que casi un tercio de los europeos usa Firefox como navegador, aunque en España el porcentaje es algo menor porque siempre vamos detrás en esto de las nuevas tecnologías. Esto de que exista más de un navegador web por lo visto les ha pillado por sorpresa, ya que la solución que he obtenido de ellos es que pinche con el ratón en una zona en blanco en concreto y pulse la tecla AvPág para que me aparezcan los botones sin los cuales no puedo hacer nada.

¿Tardarán mucho en arreglarlo? Espero que no… ¿Rodarán cabezas en el Departamento de Informática? Espero fervientemente que sí…

Openbank, lo vuestro no tiene otra calificación: sois unos cutres.

Ver noticia en Menéame

28 comments

Abandonado por Ono

El mes pasado noté que de un día para otro Internet comenzó a funcionar muy lentamente. ¿Cómo de lento? Pues a unos 40kbps, 100 veces menos de lo que tengo contratado con Ono. Visto que no era nada normal, llamo al servicio técnico y al día siguiente viene un técnico a casa, dice que tengo el cablemodem estropeado y me lo cambia por otro de marca Scientific Atlanta, que según dicen por ahí dan bastantes problemas. Nada más instalarlo no tengo conexión, cosa que dijo que era normal, aunque a mí me sonaba que la otra vez que me lo cambiaron funcionó al instante. En fin, que se piró cagando leches mientras las luces todavía parpadeaban buscando conexión.

Dos semanas y unas 20 llamadas a Ono después, esas lucecitas seguían parpadeando sin poderse conectar a Internet y sin que nadie se pasara por mi casa. Esta experiencia nos ha servido en casa para comprobar lo mal que funciona el servicio de atención al cliente de Ono desde que lo deslocalizaron a Sudamérica:

  • Los operadores por lo general no tenían ni idea de nada, y cada poco nos hacían esperar para consultar la respuesta que nos tenían que dar.
  • Esa respuesta era distinta y contradictoria según quién atendiera.
  • Se perdía parte del historial de llamadas, con lo que los operadores desconocían la situación del problema.
  • Una vez ponías al día al operador, era muy probable que la llamada se cortara y tocara volver a llamar, atendiéndote otra persona distinta que obviamente no estaba al tanto de nada y sin que te pudiera pasar con el operador anterior.
  • Supuestamente enviaban una notificación a los técnicos para que se pasaran a arreglar el estropicio, pero llamando al móvil de un técnico nos decía que ellos no tenían aviso alguno de venir, por lo que no se iban a pasar.

Tras dos semanas llamando mañana y tarde, por fin me atienden la llamada desde España, demuestrando el operador una seguridad y dominio al explicarme todos los procedimientos de la reclamación que antes nunca había tenido. De nuevo envió la notificación a los técnicos, con la diferencia de que esta vez tenía a las dos horas al técnico en casa con Internet funcionando al instante.

No quiero que se malinterprete lo que estoy contando. Este comentario no intenta realzar la excelsa sabiduría de la noble raza hispana con respecto a la del otro lado del Altántico (compartimos genes con ellos y encima lo de respuestas contradictorias ya lo pude vivir en la secretaría de la EPSA, que está bien cerquita). Más bien es la dejadez y falta de seguimiento que muestran las compañías de telecomunicaciones al subcontratar la atención al cliente. ¿Reciben los teleoperadores la formación adecuada? ¿Acaso les hacen contratos de 3 meses y los tiran? ¿O se van ellos porque no aguantan? En todos estos casos, ¿por qué ocurre? ¿Les importa que ocurra?

Si al menos esto lo hicieran sólo algunas compañías podrías darte el gusto de darles con la puerta en los morros e irte a la competencia. En nuestro caso, a la semana y pico de estar sin servicio de Ono llamamos a Telefónica para cambiarnos. La teleoperadora, de nuevo de una subcontrata latinoamericana, ni nos supo decir si teníamos cobertura de Imagenio en nuestro domicilio ni tampoco cuánto costaba mensualmente. Había una oferta de pagar los dos primeros meses a un precio reducido y no tenía ni puta idea de lo que íbamos a pagar después (si se lo preguntabas te salía de nuevo con la oferta de los dos primeros meses). Obviamente se nos quitaron las ganas de pasarnos a Telefónica de golpe.

Así que en ese plan estamos los consumidores españoles, indefensos ante las empresas de telecomunicaciones, expertas en dar largas ante los problemas como nadie, rezando por que no haya ningún problema que nos haga tener que descolgar el teléfono y enfrentarnos a esa manada de teleoperadores desentrenados.

2 comments

Experiencia con los karts

El miércoles pasado fue el primer día de la empresa (supuestamente se repetirá anualmente), en el que nos iban a llevar a realizar una actividad sorpresa. No obstante, la incontinencia verbal de algunos y la leve pero suficiente agilidad mental de otros hizo que se desvelara antes de tiempo la actividad: pasar un día en los Chicharra Karts de Villena. Según el experto en velocidad de Teralco, ese circuito era el mejor que conocía en toda la provincia.

Circuito

Nunca me había puesto al volante de un trasto de esos y lo único que sabía de ellos por la gente que los había probado es que mola mucho y es muy caro. Una vez pasada la experiencia puedo confirmar ambas cosas, aunque la segunda no la sufrí en mis carnes ya que pagaba la empresa. Lo que sí sufrieron fueron mis costillas golpeando los laterales del duro asiento, ya que para tomar la mejor trazada no esquivaba ni un solo piano en las chicanes, que en ocasiones eran de grandes como los que gasta Richard Clayderman. Ayer mismo descubrí que tengo sendos cardenales en las costillas, perfectamente simétricos y del mismo tamaño y color, por lo que lucen que te cagas. Para que os hagáis una idea, son como los coloretes de Heidi pero en morado y bajo los sobacos.

En cuanto al precio, cada sesión dura 10 minutos y vale 12 o 18 euros, según la potencia del kart que elijas. Dada la intensidad de la conducción y la fuerza que hay que hacer para girar en cada curva con esa suspensión tan dura, los 10 minutos la verdad es que no se hacen cortos.

Línea de meta

Nosotros hicimos dos rondas en los menos potentes y una en los grandes y la verdad es que se lo montan bastante bien. Los karts llevan alguna especie de emisor de radiofrecuencia, de modo que en la pantalla que cuelga del puente de la meta salen los primeros clasificados junto a sus mejores tiempos y las vueltas completadas. De este modo hicimos una primera sesión de clasificación saliendo de boxes para hacer tiempos, y una segunda saliendo de la parrilla ordenados de mejor a peor tiempo de clasificación. La tercera sesión con los coches más potentes fue una pachanga saliendo de boxes de forma aleatoria, y en mi caso fue la mejor de todas. Aparte de que me tocó un buen kart (en las otras dos sesiones no había tenido mucha suerte en ese aspecto), el kart en sí era más cómodo de manejar ya que, si bien apenas llegaba a 10Km/h más que el otro (80 vs. 70 aprox.), la recuperación al salir de las curvas era mucho mayor, con lo que la conducción era mucho más rápida y divertida.

Parrilla de salida

Desde luego fue un día para recordar, incluido un incidente sin consecuencias graves que tuvo un conocido otaku gulero, a quien su pasión por el país nipón le hace tomar como suyos algunos valores de los samuráis y todos los de los kamikazes.

A ver si alguien se anima un día y repetimos la hazaña, esta vez pagando, por lo que me dolerá bastante más, pero os aseguro que merece la pena.

4 comments